Terapia genética en telómeros aumenta la esperanza de vida 24%


Uno de los objetivos de las investigaciones médicas actuales es la de alargar la vida, incluso algunos han declarado que buscan la fuente de la inmortalidad. Un reciente avance en terapías genéticas es un paso más en el camino a una larga vida.

Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas de España han desarrollado una terapia que brinda una dosis saludable de telomerasa a las células de un organismo, manteniéndolas jóvenes. A medida que envejecemos, las células de nuestro cuerpo que mueren se van reemplazando a través de la división celular. Sin embargo, en cada división parte de nuestro ADN en la parte final de los cromosomas –los telómeros– se va deteriorando, lo que a su vez degrada los tejidos.

Con la ayuda de virus, los científicos lograron inyectar dosis de la enzima telomerasa en las células de ratones de un año y dos años de edad. Los primeros, que son considerados adultos, aumentaron su esperanza de vida en 24 por ciento, mientras que los de dos años, considerados viejos, aumentaron 13 por ciento su esperanza de vida.

En México, el promedio de la esperanza de vida es de 74 años; con esta terapia lograría que aumentara la edad hasta los 180 años.

Finalmente, el equipo aseguró que esta terapia genética no ha provocado ninguna clase de problemas de salud en los roedores, incluso males asociados con la vejez como la osteoporosis y la perdida de coordinación física.

Sin duda un gran paso en la búsqueda de la inmortalidad.