Presenta Profeco su reporte anual de computadoras


Sin duda, una de las preguntas que más nos hacen a los que estamos en Guik es qué computadora es la mejor para comprar. La respuesta que generalmente damos es “depende para qué la vayas a utilizar”; esto es así porque no todos los usuarios tienen las mismas necesidades (yo respondería que la MacBook Pro retina, pero se que no todos tenemos más de 40 mil pesos para ese equipo). El problema es que aún hay muchas personas en el país que no tienen a quién preguntarle y quedan a merced de los vendedores.

Afortunadamente, existe una guía creada por la Procuraduría Federal del Consumidor.

Tuvimos la oportunidad de visitar sus laboratorios de pruebas, ubicados al sur de la ciudad de México. Debo confesar que lo que imaginaba en el camino sería un lugar donde las computadoras eran puestas en contenedores de metal y eran sometidas a pruebas de explosiones, frío extremo y demás situaciones espectaculares, pero, como me comentó un compañero “es la Profeco, no Mythbusters”.

Tal como lo explicó Carlos Cárdenas, jefe del departamento de eléctrica y electrónica del Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor, esa no es la idea (ese tipo de pruebas las realiza el fabricante en su proceso de diseño), sino más bien determinar que los equipos cumplan con la normatividad y sobre todo, comprobar que las características anunciadas no sean falsas.

Para su reporte anual (el cual se realiza desde 2002), se probaron 50 notebooks, netbooks y ultrabooks de 13 marcas. Las características que se probaron fueron: duración de la batería, calor emitido, su desempeño en tareas multimedia, de edición de audio y video, así como el desempeño de su procesador. Para realizar estas pruebas, el Laboratorio emplea diversos softwares, los cuales están diseñados para repetir la misma prueba, por ejemplo abrir y reproducir un video en alta definición y medir con total precisión el desempeño del sistema.

Por segundo año, el estudio también incluyó tabletas, cuyo mercado está ya más establecido y ha comenzado a desplazar al de las netbook, las pequeñas computadoras baratas que hace un par de años todos los fabricantes ofrecían, pero que en realidad eran muy malas si se ejecutaban más de dos aplicaciones.

El objetivo del estudio es que los consumidores estén lo mejor informados que puedan para hacer una compra de un producto que satisfaga sus necesidades, que no le cueste demasiado y que sea muy sobrado o viceversa. También, es importante qué tipo de computadora le conviene, netbook, ultrabook, alto desempeño o tableta.

El reporte ya está disponible en el número de agosto de la revista del Consumidor.