La televisión ICC de Sharp abre una ventana al brillante mundo del 4K

Nunca me ha gustado el 3D, lo admito. Al menos la forma en que se nos ha presentado desde hace mas de treinta años. La falla del concepto proviene de la idea de que se necesitan lentes para que se active el efecto, lo que sacrifica los colores de la imagen y, en mi caso, tengo que ponerlos sobre los que tengo que usar para ver.

Lo que prefiero es una imagen de mayor calidad y parece ser que las televisiones 4K serán una buena solución para este problema. Seguir Leyendo